jueves, 7 de marzo de 2013

Como siempre los periodistas al rescate de la opinión pública



"El maná de la discordia"… maná es el alimento que envió dios al pueblo hebreo en medio del desierto, ¿el desierto será una metáfora de la crisis económico-energética-social? Y en este caso ¿quién es el pueblo hebreo? ¿quién es dios? 

Tras leer este infame artículo de El País, se vuelve a hacer más que evidente de qué lado están los medios de comunicación y en especial la estrategia que tienen para crear opinión pública mediante la publicación de sus opiniones en forma de noticia de actualidad, de hecho ellos lo remarcan antes de empezar el artículo “los críticos van ganando la batalla de la opinión pública” y por ello toman cartas en el asunto.

Comienza el artículo con la tamaña estupidez de comparar el fracking con la extracción de oro en “Las Médulas” de León por los romanos diciendo “los romanos ya conocían la fractura hidráulica”, claro, y también conocían el xileno, el tolueno, la perforación horizontal a 2000 m de profundidad, las sísmicas 3D… esto que parece escrito por alguien que tiene desconocimiento total de lo que habla no es más que uno de los intentos de hacer del fracking de repente algo cotidiano incluso ancestral y cultural. Cierto es que el fracking comparte con los romanos el afán imperialista y todas sus consecuencias de saqueo, pero si las comparaciones son odiosas creo que 12 siglos de distancia hacen de las comparaciones técnicas algo más que pretencioso.

¿Recurriendo a explicaciones “científicas” por parte de “catedráticos de recursos energéticos” (que van a decir, si las cátedras las financian las mismas empresas del fracking) pretenden ser objetivos en las explicaciones de lo que significa? El dibujo donde muestran la explicación de lo que es el fracking deja más que contestada esta cuestión, sólo falta ver a Espinete con una piruleta debajo de un arco iris para que creamos que el fracking de verdad es el maná.

Además nos advierten de que “las implicaciones geopolíticas son enormes” y mucho más de lo que  aquí exponen, puesto que sólo hacen citas sobre lo dependientes que somos, la millonada que se gasta el estado en importar esos “recursos” y los beneficios que genera, pasando muy por alto el precio que pagan las poblaciones de donde se exporta, donde guerra y miseria no son palabras lejanas.

También hacen alusión a Troy Wagner como experto, aquel que poco más decía que los opositores al fracking son unos zoquetes y unos cerrados de mentes pues rechazan su progreso, ¡menudo experto más imparcial!

Se habla de políticos de partidos opuestos
pero dispuestos a extraer,
ambos coinciden en estar en el poder.
Pero en la oposición todo es al revés,
contrarios al fracking
porque como oposición es lo que tienen que hacer.

Y para rematar  vuelve a opinar otro experto imparcial: “en Europa será una evolución, no una revolución”, es decir, lo pasado pasado está y lo acontecido en EEUU no va a suceder aquí puesto que es una tecnología tan practicada que se ha perfeccionado al límite de ser extremadamente seguro y lo de los químicos aquí tampoco va a pasar puesto que en los últimos años ha evolucionado hacia ser una industria verde, al igual que la empresa B.A.E. systems que fabrica balas ecológicas… para matar en nombre de la paz y de la tierra a la vez, la próxima noticia podrían titularla algo así como “el fracking favorece a la tierra y a la humanidad”.

Hay permisos que llevan 10 años concedidos y están a punto de explotarlos o los están explotando ya, pero el periodista se empeña en sugerir que hasta dentro de 5 años no pasa nada, podemos estar tranquilos. “Mientras, sube el debate” moderado por los medios, claro está. 

El artículo del país no es algo especial ni diferente a cualquier otro, es un artículo más que demuestra que los medios de comunicación están del lado de las empresas y del poder y que la “información” que difunden tiene las pretensiones de publicar la opinión pública y que cuanto más parecida sea a la de sus amos, mejor.

¡NO QUEREMOS NI EL FRACKING, NI SUS DEFENSORES, NI SUS FALSOS CRÍTICOS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada