viernes, 24 de agosto de 2012

Manifiesto 22-agosto 2012


MANIFIESTO ASAMBLEA RIBEREÑA CONTRA LA FRACTURA HIDRÁULICA

            Con fecha 9 de Agosto de 2011 la empresa TROFAGAS HIDROCARBUROS S.L. solicitó un permiso a la Junta de Castilla y León para la introspección e investigación de gas natural mediante la técnica de fractura hidráulica o fracking en gran parte de las provincias de Palencia, Soria, Segovia y Burgos sin exigir ningún tipo de estudio de impacto ambiental previo.
En atención a la falta de certeza científica que existe sobre los impactos de emplear esta técnica, exigimos que se cumpla el Principio de Precaución recogido en la legislación europea. Dicho principio se vulnera al otorgarse los permisos sin evaluación de impacto ambiental previo.
Entendemos que la fractura hidráulica podría suponer un grave riesgo para el medio ambiente y la salud humana. Evidencias constatadas a partir de la experiencia desarrollada en EEUU sugieren que la extracción de gas de pizarra comporta un riesgo significativo de contaminación de las aguas subterráneas y de superficie, además de un peligro para la salud humana por la posibilidad de desarrollar cáncer, leucemia y otros perjuicios. Por tanto, hasta que la base de estas evidencias se estudie y se determinen sus causas y consecuencias, una aproximación preventiva a su desarrollo es la única acción responsable.
Además, consideramos la explotación de gas como un paso atrás hacia el cambio de modelo energético que debe abandonar progresivamente la utilización de combustibles fósiles. Las inversiones y esfuerzos deben ir encaminados hacia un modelo energético sostenible basado en la reducción del consumo, la eficiencia energética y las energías renovables. Entendemos cualquier inversión en energías contaminantes como un paso atrás que vulnera los compromisos asumidos en materia de sostenibilidad.
Siguiendo el camino emprendido por otros países europeos como Francia y Países Bajos, creemos que se debe suspender el uso del fracking. Cabe destacar que excepto en España y Polonia, en el resto de la Unión Europea se han impuesto moratorias para estudiar mejor los efectos de esta técnica.
Por todo lo anterior, los abajo firmantes manifestamos nuestra preocupación ante la inminente utilización en nuestro territorio de la técnica de fracturación hidráulica para la obtención de gas, aunque sea con carácter exploratorio, y exigimos la suspensión de los permisos concedidos y de la tramitación de los solicitados hasta que se garantice la inexistencia de riesgos de daños irreversibles para el medio ambiente y la salud humana.
No a la fractura hidráulica, ni aquí ni en ningún sitio.
En Aranda de Duero, 22 de agosto de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada